27.12.16

Dibujos blancos sobre fondo azul

Dibujos blancos sobre fondo azul

Por Edgardo Civallero

Las telas ukara son símbolos de autoridad, prestigio y sacralidad en la cuenca del río Cross, un área del tamaño de El Salvador ubicada a ambos lados de la frontera que separa el sudeste de Nigeria del noroeste de Camerún. Justamente en donde la costa occidental de África decide formar un ángulo recto para enfilar hacia los horizontes meridionales.

En principio, las ukara no son más que simples tejidos de algodón que ni siquiera están hechos a mano, como antaño: hoy en día, son de origen industrial. Sin embargo, esas telas obtienen un enorme valor ceremonial cuando se las tiñe de un azul profundo con índigo, dejando sin teñir, en blanco, una serie de trazos: los célebres símbolos nsibidi.

Los nsibidi componen un corpus de signos (abstractos o ideográficos) con varios siglos de antigüedad, que fueron conocidos en Europa cuando un funcionario colonial británico, T. D. Maxwell, los describió en 1904. Antaño muy empleados, desde hace un par de siglos son utilizados exclusivamente por los miembros de una sociedad secreta, llamada Ekpe, como una forma de transmitir contenidos codificados.

La Ekpe, Egbo o "sociedad del leopardo" (no confundir con la Anyoto Aniota del África occidental) está presente entre los Ejagham, Oron, Igbo, Efik, Ibibio y otros pueblos que habitan la cuenca del río Cross. Asimismo, y debido a la diáspora africana, se encuentra en Cuba, en donde es conocida como Abakuá.

Dibujos blancos sobre fondo azul
En el pasado, la sociedad Ekpe era un grupo masculino con poder religioso, social, económico, político y judicial. Sus miembros se apropiaron de los signos nsibidi; al ser los únicos que los entendían y los usaban, se creía que tenían acceso al mundo espiritual, y que, por ende, tenían capacidad suficiente como para diseñar y establecer normas y reglas sociales. Se convirtieron en una autoridad transversal en una región pluriétnica potencialmente conflictiva, y lograron el establecimiento de acuerdos y de relaciones más o menos pacíficas. El secreto que rodeaba a la sociedad Ekpe –y que sus componentes siempre mantuvieron férreamente– le permitió conservar un halo de misterio y misticismo que reforzaba su poder. A pesar de que su presencia política actual ha perdido mucho peso, sigue siendo una entidad prestigiosa, y actúa como una fuerza unificadora en la zona.

Sólo los miembros de la sociedad Ekpe, pues, manejan los signos nsibidi. En consecuencia, solo los miembros de ese grupo pueden emplear las telas ukara. Los paños de mayor tamaño, colgados como tapices, sacralizan las mgballa ekpe (casas ceremoniales Ekpe); los más pequeños se llevan enrollados alrededor del cuerpo en eventos sociales formales, y permiten que los hombres Ekpe sean identificables. La tela cubre y protege sus cuerpos con el poder de sus ancestrales signos místicos.

El proceso de producción de las ukara es complejo. Las telas pueden presentar diseños genéricos, o bien crearse a pedido para una persona o una mgballa ekpe. Aún hoy, como en el pasado, los comerciantes del pueblo Aro (un subgrupo del pueblo Igbo, originarios de Arochukwu, la tercera ciudad del estado de Bia, en el sudeste de Nigeria) actúan como intermediarios.

Dibujos blancos sobre fondo azul
Los Aro recogen los pedidos y encargos de ukara, y se dirigen a algún mercado de la región a comprar telas de algodón blanco. Con ellas van a las villas que componen la comunidad de Ezillo, entre Enugu y Abakaliki (estado de Ebonyi, sudeste de Nigeria). Los artistas de esa localidad (que, curiosamente, no conocen la sociedad Ekpe y, por ende, tampoco el significado de los signos nsibidi) dibujan sobre los paños diseños a su gusto; generalmente los ordenan de tal forma que los trazos compongan un patrón geométrico. A ellos agregan los nsibidi que les encarguen.

Los Aro llevan luego esas telas dibujadas a otros artesanos, que cosen los dibujos con aguja y grueso hilo de rafia, para cubrirlos. Nuevamente los comerciantes toman el producto y lo entregan a las mujeres de Ezillo, que son las encargadas de la tintura: sumergen las telas en enormes vasijas de barro a las que añaden índigo fermentado y potasa. El proceso se repite varias veces, hasta que la tela adquiere un profundo color azul, excepto en las zonas cubiertas por la rafia, que quedan blancas al retirar el hilo. Una vez secas al sol, los mercaderes Aro recogen las ukara y las entregan a sus destinatarios.

Los símbolos nsibidi que adornan las telas pueden representar amantes, barras de hierro, árboles, plumas, amistad, guerra, trabajo, máscaras, lunas, estrellas, gongs o monedas. También hay representaciones naturalistas de animales (especialmente el leopardo y el cocodrilo), y símbolos abstractos que representan a la sociedad Ekpe: el triángulo, por ejemplo, simboliza las garras del leopardo, símbolo del poder Ekpe.

Ukara. Ritual Cloth of the Ekpe Secret Society. Hood Museum of Art, Dartmouth College [enlace].

Imagen A | Imagen B | Imagen C.