7.6.16

La historia de Damar Wulan

La historia de Damar Wulan

Por Edgardo Civallero

Damar Wulan es un legendario héroe javanés, protagonista central de un conocido ciclo de historias tradicionales.

Los relatos refieren las aventuras de Damar Wulan en el marco de las luchas históricas entre varios reinos hinduistas de la isla de Java (especialmente Majapahit y Blambangan) hacia fines del siglo XV. Existen varios manuscritos que recogen la saga, aunque el más conocido es, con toda probabilidad, el Surat Damar Wulan ("El escrito de Damar Wulan"), conservado hoy en la British Library (catálogo MSS.Jav.89).

El rasgo más llamativo de esta obra son sus 153 ilustraciones, las cuales, además de complementar la propia narrativa, describen gráficamente la vida cotidiana de la sociedad javanesa a finales del siglo XVIII y principios del XIX. Las pinturas revelan la enorme sensibilidad del artista a la hora de captar los detalles más insignificantes de escenas cotidianas, detalles que dan mucha naturalidad –e incluso un cierto toque de humor– a cada imagen.

Surat Damar Wulan es un típico lakon, término genérico que designa una obra de teatro dramática indonesia. El manuscrito narra la vida de Damar Wulan ("Resplandor de la luna"), nacido en la aldea de Paluh Amba, no lejos de Wilwatikta (actual Trowulan), la capital del imperio javanés de Majapahit (1293-1527).

Damar Wulan es presentado como el sobrino de Logender, patih (visir o primer ministro) de Majapahit. En su juventud viaja a la corte para que su tío le dé un empleo acorde a sus capacidades y pretensiones, pero éste, temiendo que su sobrino hiciera sombra a sus propios hijos Layang Setra y Layang Kumitir (tanto en belleza física como en habilidades y carácter), lo relega a tareas menores, como la jardinería. El destino quiere que la hija de Logender, Anjasmara, se enamore de su primo y se case con él en secreto (Anjasmara se destaca en la literatura javanesa por su papel de esposa encantadora, resuelta y fiel).

Cuando Logender lo descubre, ordena la ejecución de Damar Wulan, pero este salva la vida gracias a las súplicas de su esposa, y es encarcelado junto a ella. Mientras tanto, el rey Menak Jingga ("Caballero rojo") del vecino reino de Blambangan, un personaje retratado como duro y casi demoníaco, pide la mano de Prabu Kenya, la reina célibe de Majapahit (personaje probablemente basado en la reina Suhita, 1429-1447). Al ser rechazado, declara la guerra al imperio y a todos sus aliados, a los que va venciendo uno por uno. Totalmente cercada, la regente se refugia en un retiro religioso en donde cae en trance y recibe un vaticinio: alguien llamado "Damar Wulan" acabará con su enemigo.

La historia de Damar Wulan
Damar Wulan es entonces llamado a la corte y recibe la orden de asesinar a Menak Jingga; de cumplir su cometido, le sería otorgado el propio imperio (y la mano de su reina) como recompensa. Tras muchas aventuras junto a sus ayudantes Sabda Palon y Naya Genggong, y con la colaboración de Wahita y Puyengan, dos concubinas del rey de Blambangan (que se enamoran de él y prometen ayudarlo si se casa con ellas), Damar Wulan averigua que solo puede matar a Menak Jingga con la ayuda del wesi kuning ("hierro amarillo"), un amuleto mágico. Tras obtenerlo, lucha con su adversario, lo decapita y vuelve triunfante a Majapahit con su cabeza. Nuevas aventuras se sucederán (incluyendo su asesinato a mano de sus primos y su resurrección gracias a la intervención de un santón que, como se sabrá más adelante, es su propio padre), antes de que Damar Wulan se case con la reina y ascienda al trono de Majapahit con el nombre de Brawijaya. Anjasmara se convertirá entonces en su segunda esposa, mientras que las dos concubinas de Menak Jingga pasarán a ser las suyas propias. Layang Setra y Layang Kumitir, por su parte, acabarán exiliándose.

En otros manuscritos la historia termina en ese punto; no ocurre así en el conservado en la British Library. El padre de Damar Wulan, Udara, había sido patih de Majapahit, pero decidió retirarse de la vida mundana para convertirse en el eremita Tunggul Manik, justo medio año antes de que Damar Wulan naciera. Buscaba convertirse en un ajar, un maestro, y obtener poderes sobrenaturales. Con el tiempo tuvo otros dos hijos, llamados Kuda Rarangin y Kuda Tilarsa, que no se conocían entre sí ni sabían quién era su progenitor. Instigados por Layang Setra, dos monarcas hostiles, Wandan y Anggris, declaran la guerra a Majapahit, y todos los personajes de la historia toman parte en ella. Damar Wulan (o Brawijaya) termina (re)conociendo a sus hermanos, y los tres encuentran a su padre, mientras los enemigos son derrotados.

El padre del "Caballero rojo" Menak Jingga no había nacido de mujer, sino por métodos místicos. Se llamaba Pamengger, y no había olvidado que Damar Wulan era el asesino de su hijo, a quien en su momento había legado un puñado de poderes sobrenaturales. Decidido a vengarse, viaja por el aire hasta Majapahit y, con un conjuro, duerme a toda la corte. De no ser por la oportuna intervención de Tunggul Manik, siempre vigilante, Damar Wulan habría caído bajo la espada de Pamengger Se produce entonces una titánica lucha en el aire entre los dos ajar, que termina cuando Pamengger extrae una naga (serpiente gigantesca) de su muslo, y Tunggul Manik contraataca invocando a una garuda (ave celestial) que mata a la naga. Pamengger es arrojado a algún lugar lejano, y no se vuelve a saber de él. Tras esta crisis, Anjasmara tiene un hijo, llamado Asmara Sasi, y la reina Prabu Kenya una hija, que más tarde se casaría con Aliman, príncipe del reino de Kadiri o Daha.

Los años pasan y otro peligro se cierne sobre Damar Wulan, avivado esta vez por sus primos Layang Setra y Layang Kumitir, quienes se ponen en contacto con Jaka Jobin, príncipe de Tulang Bawang, en la isla de Sumatra, e hijo de Menak Jingga, y le cuentan que Damar Wulan es el asesino de su padre. Jaka Jobin no tardará en lanzar un potente ataque sobre Majapahit. Se inicia así una nueva guerra, en la que tanto el hijo como el yerno de Damar Wulan desempeñarán un importante papel. Finalmente, Jaka Jobin, Layang Setra y Layang Kumitir son vencidos y muertos. La historia –y el manuscrito– concluye con la boda de Asmara Sasi, hijo de Damar Wulan, con la princesa de Kadiri.

Letter of Daman Wulan en la World Digital Library.

Imágenes: "Letter of Daman Wulan".