17.9.15

La flor de Dunaff Hill

La flor de Dunaff Hill

Por Edgardo Civallero

Al noreste del condado de Donegal, en el extremo norte de Irlanda, la península de Inishowen –la más grande de la "isla esmeralda"– se adentra en las gélidas aguas del océano Atlántico. En ese pedazo de tierra, que en algún momento del pasado fue una isla (como delata su nombre gaélico, Inish Eoghain, "isla de Eoghan"), se conjugan escenarios espectaculares, una naturaleza a la vez bella y resistente al inclemente clima, y siglos de historia marcados a hierro en cada piedra.

En Inishowen se encuentra el punto más septentrional de Irlanda: el cabo Malin, o Cionn Mhálanna. También está el increíble campo de dunas de Lagg, que cuenta con algunos de los médanos de arena más altos de Europa, y las vistas panorámicas sobre el Lough Foyle, el fiordo en donde desemboca el río Foyle, que separa la península del resto de Irlanda y, en cierto forma, mantiene el carácter insular del territorio. Y allí se alza el célebre Grianán Ailigh, un fuerte semicircular construido por el clan de los Uí Néill en el s. VI, y que sirvió de asiento al legendario Reino de Ailech.

La flor de Dunaff Hill
La península es cuna de una rica tradición de cantores en lengua inglesa, que entonan sus temas tanto en reuniones y celebraciones privadas como en lugares públicos, ya sea en el pub del pueblo o en la parroquia. Se trata de una forma de entretenimiento extendida por toda Irlanda, que cuenta con siglos de historia. En Inishowen, las canciones han ido transmitiéndose de padres a hijos a lo largo de generaciones; hay apellidos renombrados por la calidad y la memoria de sus cantores, y por su fidelidad a la hora de preservar las expresiones más antiguas.

Sin embargo, hacia 1980 Jimmy McBride, un maestro local, y Jim MacFarland, un cantor, notaron que la tradición no se seguía perpetuando como hasta entonces. Los cantores envejecían –y algunos morían– sin que nadie tomase el relevo, y sin que existiese siquiera el triste consuelo de una grabación de sus cantos.

Azuzados por la urgencia de la situación, McBride y MacFarland comenzaron un proyecto personal: registrar esas voces, recolectar esos recuerdos, darles visibilidad... En 1985 publicaron un primer libro que recogía letras, titulado My Parents Reared Me Tenderly (Mis padres me criaron con ternura), y en 1988 McBride publicó un segundo volumen, The Flower of Dunaff Hill (La flor de Dunaff Hill), que no solo incluía estrofas, sino también las partituras de las melodías. Para 1988, ambos establecieron el Inishowen Traditional Singers' Circle (Círculo de Cantores Tradicionales de Inishowen), y en 1990 McBride inauguró un festival anual de canto tradicional, el Inishowen International Folksong & Ballad Seminar (Encuentro Internacional de Canción Popular y Balada de Inishowen). Este último se sigue celebrando en la actualidad y es organizado por el Circle, el cual también mantiene talleres y sessions de canto mensuales.

La flor de Dunaff Hill
Desde 1988 hasta la fecha, McBride ha ido donando todas sus grabaciones sonoras, videos y fotografías al Irish Traditional Music Archive (Archivo de Música Tradicional Irlandesa). Esta institución oficial ha procesado todos los materiales y con ellos ha creado el Inishowen Song Project (ISP, Proyecto Canción de Inishowen): una plataforma digital, de acceso abierto y libre, en donde se puede consultar buena parte de ese acervo documental, gráfico y sonoro. De esta forma, los visitantes del sitio pueden ver y escuchar a viejos cantores mientras leen las letras de sus canciones.

Entre los muchos registros del ISP, uno de los más conocidos (por haber dado título al libro de McBride) es "The Flower of Dunaff Hill", una deliciosa balada de amor recogida de labios de Mary Anne Canny. La grabación en video del tema muestra el ambiente en el cual suelen actuar los cantores tradicionales irlandeses. Nunca faltan los gritos de ánimo, y las voces que de vez en cuando se unen en los coros, como un murmullo. Ejemplos como el de Bridie Doherty cantando "Ballintown Brae" o el de Grace Toland entonando "Deep Sheephaven Bay" permiten, por otro lado, apreciar los distintos estilos de canto de diferentes generaciones de mujeres. Y muchos otros reflejan voces varoniles, con más o menos años, desgranando letras generalmente llenas de nostalgia.

Gracias a todas estas propuestas y a la participación popular, son muchos los jóvenes (y no tanto), locales o no, que ya están participando en las rondas de cantores de Inishowen y agregando un eslabón más a la cadena. Lo que comenzó siendo una preocupación de un pequeño colectivo de personas se transformó en un proyecto mucho más grande que, a la postre, logró su objetivo.

Libro. My Parents Reared Me Tenderly.
Libro [01 + 02]. The Flower of Dunaff Hill.
Lista de reproducción, con 85 temas de "La flor de Dunaff Hill", proporcionada por el ITMA (Irish Traditional Music Archive).
Sitio web. Inishowen Song Project.
Sitio web. Inishowen Traditional Singers' Circle.

Imagen A | Imagen B | Imagen C.