29.5.12

Una historia conmigo en ella...

Una historia conmigo en ella

Por Sara Plaza

A story with me in it es una serie documental de la televisión irlandesa que reúne a seis autores irlandeses con otras tantas personas adultas que llevan toda la vida lidiando con la escritura. Cada programa se centra en la historia de una de esas personas y el desafío que fue ponerla por escrito. Basada en dicha serie, la Agencia Nacional de Alfabetización de Adultos (NALA, en inglés) ha desarrollado una página web. Su objetivo es promover la alfabetización y animar a la gente a escribir una historia. A través de ella pueden enviarse las historias (de hasta 1000 palabras) y poemas que uno escriba y quiera compartir con los demás. Para aquellos que necesitan un empujoncito para empezar a escribir hay un apartado en el que se brindan algunos consejos.

El primero de ellos recuerda que todos podemos contar historias y que lo hacemos a diario cuando hablamos con amigos o familiares, y también indica que uno no debe preocuparse demasiado por la ortografía ni la gramática pero sí debe sentarse cómodamente antes de empezar a anotar sus pensamientos.

El segundo consejo tiene que ver con la inspiración. Cuando uno no sabe muy bien sobre qué ponerse a escribir puede empezar haciéndose preguntas del tipo ¿quién?, ¿qué?, ¿dónde?, ¿cómo?, ¿cuándo?, ¿cómo?, y ¿por qué?

El tercer consejo explica que en una historia es importante describir los personajes y los lugares tanto como se pueda. Para eso hay que encontrar algunas respuestas: ¿cómo se llaman los personajes?, ¿qué aspecto tienen?, ¿qué es lo que otra gente piensa de ellos?, ¿cuáles son sus aficiones?, ¿dónde ocurre la acción?, ¿qué tipo de lugar es, un pueblo, una ciudad, otro país?, ¿te gusta ese sitio?, ¿por qué?, ¿es de día o de noche, verano o invierno?

El penúltimo consejo se refiere a la estructura y advierte que la mayoría de las buenas historias tienen un comienzo, un desarrollo y un final. El ejemplo que se ofrece plantea la posibilidad de imaginar cómo le contaríamos una historia a un amigo. Tal vez escogiésemos comenzar hablándole de las personas y de los lugares, después podríamos describir qué es lo que sucede y terminar aclarando de qué manera les afecta a ellos o nos afecta a nosotros eso que ha pasado.
El último consejo es ponerse a escribir.

Si nuestro miedo no tiene tanto que ver con la historia como con las propias dificultades para leer y escribir, existe otra sección en la que se esboza brevemente cómo cualquiera puede mejorar sus habilidades de lecto-escritura y obtener confianza para desarrollar otras nuevas. Es posible aprender en casa hablando por teléfono con un tutor o a través de Internet, y también se puede acudir a un centro local de Comité de Vocación Profesional (VEC, en inglés). La formación es gratuita y nada tiene que ver con regresar al colegio, cada cual aprende a su ritmo y no hay exámenes finales.

Volviendo a la serie televisiva, el programa del lunes 14 de mayo reunió a Paddy Joe Donnellan con el autor teatral, novelista y poeta Dermot Healy. El primero nació y creció en la granja familiar. A lo largo de su relato, escrito con la ayuda del segundo, no solo repasa su pasado sino que da cuenta de cómo se vivía en una granja rural durante los años cincuenta, una imagen de Irlanda que hoy está casi olvidada.

Cuenta Paddy: "Nací en 1944 y crecí en Loughrea, condado de Galway. Tenía un hermano y dos hermanas, y un padre y una madre por supuesto. Éramos pequeños granjeros...". Aunque era un buen estudiante tuvo que dejar la escuela cuando su padre cayó enfermo: "No volvió a trabajar ni un solo día más, y así estuvo durante 13 años hasta el día que falleció. Mientras fui a la escuela yo quería ser carpintero o barbero. Pero esas ilusiones se hicieron añicos cuando me tuve que quedar en casa ayudando en la granja. Para entonces, entre la comunidad de granjeros existía la creencia de que el hijo mayor no necesitaba educación. Que él iba a ser un granjero sin más. Y yo como que caí dentro de esa categoría".

Cinco años atrás, Paddy acudió al centro de formación para adultos de Loughrea y con la ayuda de una tutora fue mejorando sus habilidades y anotando sus recuerdos. Explica: "Todavía me queda mucho por vivir y sigo adelante con mi formación... Me gustaría intentarlo ahora, estoy haciendo averiguaciones para ver si puedo inscribirme para el Certificado de post-egresado (PLC, en inglés). Lo que aún me quede de vida voy a seguir formándome".

En cuanto a Dermot Healy, actualmente recorre el país recolectando la historia oral de su gente y su pasado. Sobre la historia de Paddy afirma: "Es un retrato muy honesto, uno muy simple. Él se acordaba de estar yendo a la escuela y haciéndolo muy bien cuando de repente se encontró de vuelta en la granja, trabajando. Y un momento muy especial de su relato fue al hablar de su maestro entristeciéndose al saber que tenía que dejar la escuela y regalándole un diccionario".