3.12.09

Índice de entradas

2017


Identidades nacionales en la era del smartphone

Los naipes del sur

El Muro. Poema de Anita Endrezz

Sería maravilloso escribir como el naranjo

Tapadas y cobijadas

Abandonar la ilusión de control no es rendirse

De hierbas y pipas

El delirio neoliberal absoluto

La odisea del diccionario yahgán

¿Somos sardinas cercadas?

Ecuaciones literarias

Medellín: imágenes de un caleidoscopio

Universo: La casa de las estrellas

Los rostros en el barro

La lectura como colirio

Las cosas de Nueva España

Dejar de talarlos, volver a escucharlos

La historia detrás del icono

Río: parte soñada de todo

Los mates grabados de los Andes

No delegar y reconocerse en la misma necesidad

En el corazón de África

Ni mercado, ni policías, ni aplausos

Libros escolares peronistas

El hombre y su necesidad de autoengaño

La ciudad perdida de Z

Mataron a amada Amada, pero vive Amada García

Un fragmento de historia malgache

La sociedad se mueve con energía, pero cree que lo hace con dinero

El rumbo de las varillas

Ensancharse la mirada con los árboles

Las casas pintadas

No queremos enterarnos de lo que sabemos

Lenga d'òc

La región soberana de la poesía

El Duchess of Albany

¿No tomar partido cuando resulta fácil hacerlo?


2016


Dibujos blancos sobre fondo azul

Nuestra más que discutible (in)cultura de la luz

Tā moko

La palabra humana funciona

El retratista de un pueblo

María Casares, una transterrada muy tozuda

Kunza

Desde los intersticios

Imágenes enrolladas

Somos si la naturaleza es

Nüshu. Palabras entre mujeres

El cine doliente de Pedro Costa

El bipartidismo estadounidense

Otros saludos. El mismo cariño

Evolución

La que es sabia

Estamos condenados. ¿Qué hacemos?

La (verdadera) historia detrás de la foto

Voces que desacreditan otras voces

Imágenes del Monte Fuji

De historias a medias y medias historias

Las trementinaires

En el medio están las puertas

"Solo se puede ser universal asumiendo las propias raíces"

Barreras

"A lo que te voy, te voy"

El libro de trajes de Rålamb

Estamos viviendo fuera de la realidad

As herbas de San Xoán

Divorciados de la naturaleza, casados con la tecnología

La historia de Damar Wulan

"El cine es un arte de sumisión"

Un tratado sobre gatos

El Libro de la Política

Memoriosa cantante y hábil narradora

La recolectora de voces indígenas

Abrazando la revolución desde el otro lado del mar

Una naranja de museo

Desinformación y propaganda gubernamental

"Hacer posible lo improbable"

Yerba mate en el Quito colonial

Manantiales de sabiduría popular

Monstrorum historia

Intención permanente de descubrimiento

Rascacielos en el desierto

Cuando está lloviendo, está lloviendo

The Office Orchestra

In-cóg-ni-to ri-gu-ro-so

Wampum

La vida, ese plano-secuencia infinito

El Libro de las Curiosidades

Estoy llorando. Y eso, ¿cómo se escribe?

La saga de los Nart


2015


Cando pases pola miña praza-butaca...

En el corazón del mar

¿A qué viene tanto triunfalismo?

Transiciones

La curiosidad, pero no solo, nos trajo hasta aquí

Tobe konejo tane

Límites culturales y eufemismos

Leer en voz alta

Los dedos del diablo

Conversación con/sin Erín Moure y Chus Pato

Como chove miudiño, como miudiño chove

Tiempos lentos de aprendizaje y perspectivas de colapso

Los rostros de los Áña

Uno de los paisajes habituales de la realidad del mundo

La flor de Dunaff Hill

Grabados de artistas nivaklé (Paraguay)

¿Qué es la música tradicional?

Juana Azurduy: el homenaje hipócrita

Mágicas tablas coránicas

Los curvilíneos trazos del calígrafo

Queda el sabor de las grosellas

Adufes

Imaginar lo difícil sin que cunda el pesimismo

Los monifates

Un gran señor vs un hombre corriente

Su elección

Libre para copiar

De enanitos impertinentes y abuelos campestres

La música que hay en todo

El lenguaje universal del cariño

Comer, según Mark Twain

"Al-Qafas", "La Jaula"

Malhaya la tradición folk...

Más obras de carácter agrícola y más novelas

Una leyenda de Huarochirí

El poeta de Tilcara y el músico tilcareño por adopción

De vinos, panes y cantares

La poesía y el calentamiento global

Aire de tontoyogo

Epístolas digitales y mesas cósmicas

Castelao y las cosas de la vida

Las relaciones públicas y el principio de precaución

The Potteries

Celebrando el Día de Rosalía

Los creadores de hipótesis

En la indefinición cabe todo

Hebras de arco iris

El ocaso de las comidas en familia

Lógicas

Volverse sospechoso por no llevar el smartphone

Sobre ancianos, memorias y tradiciones


2014


¿Pequeñas ironías de la historia?

Palos mensajeros

Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto alias Pablo Neruda

La canción de Amelia

Feminismo y abolicionismo casi dos siglos atrás

Diabólicos diccionarios

Verdes ideas verdes

Fascistización, neofeudalismo, ecoautoritarismo...

Los discursos y los hechos

La desmesura sentando cátedra

The Book of Days – Recordando el 5 de noviembre

O Carballiño, El Roblecito, Little Oak

El manuscrito Voynich

Los muchos corazones de las tinieblas

Los gigantes del sur del mundo

Meterse y salirse del cuadro

Viejo, nuevo, neo-viejo

De la Ilustración a la barbarización

El año de las ciruelas

Las flautas sagradas del Alto Xingú

Clases y clases de milagros

En el Salón Negro

¡Dadme el banjo!

Escritura herida de un pueblo desposeído

La conexión

¿Cuánto son 1, 0, 4, 8?

La ciencia tocada por la maldición de Casandra

Paquitzapango. La morada del águila

"El trabajo doméstico ha sido construido por el capitalismo"

Más que mil palabras...

Orquestas y rondas de ayer

La guía de la emigrante en Canadá

Uno de los imprescindibles

El sentido de la vida

La originalidad del beso

Los manuscritos de la tierra del Dragón de Jade

Sembrar ignorancia para cosechar libertad de mercado

Los dibujantes del Chaco

Todo gato es gato

El viejo Potosí

¿Estamos atrapados?

Arte libresco

Reír llorando

Los sabores heredados

Un siglo de tónicos, preparados, tintes, polvos, específicos y remedios milagrosos

Los primeros pasos del doblaje

Geo-estrategia, lógica y enojo

Ellos

Informe de una injusticia

Construyendo identidades

Junto a la lumbre

El gigantesco rey de los cimbrios


2013


Teoría de los buenos deseos

Un poema y un texto de Pasolini

Gaia empaquetada (y II)

Gaia empaquetada (I)

Ser alguien en mitad de nada

Por tierras patagónicas

Silencios que retumban al otro lado del teléfono

¿Por qué fracasaron las negociaciones nucleares con Irán?

Golpe de Estado económico

De nerones y hogueras

De pirámides, jerarquías y otras (malas) hierbas

A pesar de todo...

12 de octubre: de descubrimientos y conquistas

La interpretación de la historia

Un frutito azul oscuro

Los discursos falaces y nuestro quehacer

Jugando con las palabras

El poeta y el gaitero

Lea usted...

Sueños que alimentan pesadillas

Mercenarios renacentistas

Desgastar los caminos con cada latido

El traductor de "Las mil y una noches"

Aclararse la mirada en un mundo que oscurece

Libros en tiempos de guerra

De huertas, lagartos y miel...

La idílica vida del campo

Fracasos gloriosos y héroes sin leyenda

Voces, voces, voces...

Requerimiento de 2013

Cosas que madre solía hacer...

Celebrar la tierra, la vida y la alegría

Cocinando yuca...

Ecología oscura

¡Viva el rey, mueran los vizcaínos!

¿Dónde nos encuentran los libros?

Antiguas ciudades de América

A la sombra de la ceiba

Costumbres de los desiertos del norte

Jugando, jugando el cuento se fue armando

Los nómadas de Irlanda

Solidaridad intelectual

Pedagogía rural y propaganda de la mano del cinematógrafo

Los trovadores de la pampa

Eso de hermoso que tienen los saberes

De cómo (des)aprendí música andina (y II)

¿Qué adelantamos dejándonos atrás?

De cómo (des)aprendí música andina (I)

La sombra de la sombra

Mira lo que tengo, mira lo que hace...

Pequeños gestos que alimentan sonrisas

Plagios que se suceden y nos preceden

Los "dueños" de la tradición


2012


La rebeldía que no cesa

De cómo nos roban las palabras

La realidad, inspiración y mentora de nuestros gobernantes

El "maestro" de la tradición

El tiempo de los membrillos

No, no soy indigenista

Del "Yes We Can" al "Seguid vosotras que yo no puedo"

Salir de uno, bostezar juntos y encenderse con los demás

Música... ¿afroboliviana?

El poeta que aprendió de los árboles

Con tu puedo y con mi quiero...

La vuelta al mundo

La guerra antes del gran apagón: una entrevista con Helen Graham

El fotógrafo del Ande

Lecturas de hoy, de ayer y de mañana

Porque quería hacer un trabajo...

La autopsia de un libro

Por esas cosas de la vida

La soledad de un árbol

Asir la historia con la punta de los dedos

Arte sobre dos cuerdas

La reina de los Caribe

Porque no son de nadie, son de todos

Memoriosos de los confines del mundo

Eran otros tiempos...

Amores que matan

Dulenega

Jugándosela una vez más

Narraciones al son de la zanfona

Tropos, trucos y trampas

Una historia conmigo en ella...

El arte de recordar

Un mundo sin alma

La cocina del Califa

La vacuna de la historia

Lenguas olvidadas, hablantes invisibles

Amenazas, golpes, represión, tortura, muerte

5121 Km

La gaita serrana de Madrid

"Aquello con lo que los seres humanos están de acuerdo...

Los guardianes alados de Kalhu

Mujeres con ideas incendiarias

Un rey, una estatua-libro y un escriba torpe

Galicia, esa fábrica de sueños

Orba. Un idioma universal español

No miente quien quiere sino quien puede

A lomos de la imaginación

"Descubridores" y "descubiertos"

Fritos o cocidos, esa es la cuestión

Civallero: pequeña historia de un apellido

De amores inmoderados y otras dolencias

Mil palabras en una


2011


La hora que nunca brilla

Somos distintos. Somos iguales

¿Cómo no se les cae la cara de vergüenza?

Latinoamérica

Las manos de mis mayores

Sonidos hechos a mano

No me quites las canas

Machismo en los Andes

Ya están aquí

La mujer perfecta (según el franquismo)

Mercado de pulgas de la Educación

Para Pablo Hasél

Hacer la nuestra

Códigos sin Rosettas

Genocidios descubridores y fundacionales

Al son de la kamacheña

Perú: una liga propia

El latido del Mapu

Educación pública gratuita y de calidad

La enciclopedia de un mundo fantástico

La espera de la libertad se llama lucha

JSTOR: los verdaderos piratas

La cuestión de clase en las aulas

El ángel de la guarda existe... o eso dicen

¿Está algún tipo de imposición reñida con la libertad?

Euskaraz (En euskera)

Una enfermedad incurable

Cruces de culturas, culturas bajo cruces

Un cuento muy real

"Indios" de película

Sueña que algo queda

#spanishrevolution

Qué mala, pero qué mala soy

En plena Edad Media

La verdad no cambia nada

¿Qué me están contando?

¿Cuánto? vs ¿Cómo y por qué?

El reclamo

"Lo primero es que la gente razone..."

Democracia a la española

¿Cuáles serían nuestras respuestas?

Bibliotecas "multiculturales"

La alegría por bandera

Nuevas tecnologías: la falsa panacea

Saca de paseo a tus prejuicios

El mundo de la cultura y sus representantes (II)

Robando y con el mazo dando

El mundo de la cultura y sus representantes (I)


2010


Prosperidad casera

Da asco

Da miedo

Mirar atrás...

Rechazar las cronologías aceptadas

Diamante en bruto

Propaganda, eterna propaganda

Quien espera, desespera...

Su castellano, mi argentino...

Cada día más jóvenes a sus 90

Tu español, mi español...

Facturas en la sombra, oscuro porvenir

Cementerios

Y arriba quemando el sol

Lorem ipsum

Libros prohibidos, autocensura...

Toros y anti-toros

Un modelo productivo criminal

Las cosas pueden hacerse bien, mal o regular...

Las manos del pintor

Nuestros gobernantes nos quieren ignorantes

¿Y yo qué sabía?

"¡Estos ya no son buenos!"

La cultura de la disculpa

Haz turismo invadiendo las realidades ajenas

Sobre periódicos y periodistas

Todos somos inmigrantes

Sonidos del pasado

Ellas también

Cadenas de errores

De tahúres y otras hierbas

Últimos

"La mejor forma de robar un banco es poseerlo"

Nos siguen llegando rubios...

"Si Dios no los hubiese querido trasquilados...

200 años

"He decidido enfrentar la realidad...

Wayra bolsillo

Por el bien de la ciencia

Víctimas por siempre

No pasó nada

Do ut des

Otra canción de Gieco

La historia esta

Optar por la valentía

E-papel, e-tinta, e-lector, e-libro

Me ha gustado leer

Mundos al revés

Caras y cruces

Al sometimiento lo denominan buenas costumbres

El porvenir en suspenso

Rumbos nuevos en mundos viejos

Héroes y no tanto...

Cosas que pasan...

Los maestros del pecado

Por amor al arte


2009


Queridos Reyes Magos

Entre dos tierras

Una pared de ignorancia

Palabras que laten, corazones que hablan